jueves, 23 de mayo de 2013

ANALISIS DE MARYORI KEIKO

 
ANÁLISIS DEL CASO DE                            MAYORI KEIKO


 



Mientras los restos de la adolescente de 16 años son velados en su hogar, la Policía Nacional del Perú (PNP) continúa con la búsqueda de los paraderos del taxista Pedro Mendoza y de la enfermera María Azañero, cómplices del horrendo crimen. A continuación, una recopilación de cómo se suscitaron los hechos:

26 de abril: Desaparece Marjorie Keiko.


28 de abril: Su padre, Carlos Victorio Arias, fue a reclamarle al enamorado de su hija, Jorge Collazos (19), el lugar en donde se encontraba esta. Él respondió que lo último que supo de ella fue que asistió al consultorio del médico Ángel Eduardo Valdivia Calderón, ubicado en San Juan de Miraflores (SJM).


13 de mayo: Aparece el cuerpo

Peritos de la Policía Nacional del Perú intervinieron una vivienda en Villa María del Triunfo (VMT) en donde fue encontrado el cuerpo de Marjorie Keiko. Este estaba enterrado en una zanja de un metro y diez centímetros de profundidad.


14 de mayo: Interrogado por la PNP, el médico Ángel Valdivia confesó haber dopado, violado y asesinado a Marjorie Keiko. Incluso, se sostiene que intentó quemarla.


15 de mayo: Walter Chinchay, abogado de la víctima, manifestó que se debe investigar también al enamorado de Marjorie, José Collazos (19).


15 de mayo: Padres de la víctima piden cadena perpetua para el médico. ”Quiero que le den cadena perpetua a ese hombre, que no merece que le haya hecho eso a mi hija (…) que se pudra ese hombre en la cárcel”, sostuvo Carlos Victorio Arias, padre de Marjorie.


16 de mayo: Celso Mendoza Sánchez, el albañil que ayudó al médico Ángel Valdivia a enterrar el cuerpo de Marjorie en VMT, se puso a derecho y se entregó a la PNP.


16 de mayo: El general César Cortijo, jefe de la Dirincri, presentó oficialmente al médico Ángel Valdivia, quien será denunciado por violación y asesinato.


 

Vemos en la actualidad tantos asesinatos muy apenados porque mueren comúnmente personas inocentes ya sea bebes, niños, adolescentes, jóvenes, adultos y ancianos.

Y bueno en este caso de la adolescente maryori, es muy lamentable porque nos damos cuenta que ahora ya no podemos salir tranquilas por las calles ya que vemos personas enfermas que son capaces de violar, matar a la  lo más penoso que tienen el descaro de contratar  a personas que ayuden a enterrar a sus víctimas, da impotencia de no poder hacer nada porque la adolescente tenía toda una vida por delante quizás por la falta que la hacía su madre y quizás por la falta de confianza que no le tenía a su padre no supo que realmente hacer bueno dicen algunas fuentes que fue su propia madre fue quien le dijo que váyase con ese disque “medico” porque para mí no lo es, si no fue un desquiciado ignorante que no midió las consecuencias que causo en sus familiares y amigos y de las personas que la quisieron mucho ya que ella era una hermosa chica que le encanta el arte de danzar, me apena realmente si se llega a comprobar que su mamá realmente le llevo a ese “doctor” porque perdió una hija maravillosa quizá tuvo errores pero nada fuera de lo común.

Maryori yo sé que se llevó todos los maravillosos momentos  que paso en toda su vida quizás no pudo disfrutar más de ella, pero donde este quisiera que su madre y su padre estén juntos, que la recuerden como fue ella, y que el estado haga algo para que acaben tantos asesinatos de personas inocentes porque la vida solamente la puede quitar DIOS y no por personas “enfermas”.

Los padres de familia deben estar atentos con sus hijos darles amor, comprensión, apoyo, etc; para que ellos tengan esa confianza de poder contarles lo que sienten o lo que pasa en ellos, para que contribuya aunque sea un poco incentivar la minoría de asesinatos de jóvenes.

Para finalizar quiero recalcar que ese “doctor” no tiene  que salir de donde esta porque realmente merece estar en el lugar donde esta y yo sé que de alguna manera está pagando con la misma moneda ahí en ese lugar, ya que los presos se encargan que las personas violadores sientan lo mismo que sintió maryori quizás sea injusto pero esa persona no tiene perdón.

De una manera a otra tenemos que hacer algo para que no ocurran estas cosas tan lamentables.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada